LIZUNIAGA - 5 DE JUNIO



Buen Pastor-etik goizeko 8tan egiten den lehen irteera, eta eguraldi informazio guztien kontra, eguzki beteko egunsentia gozatu genuen. Buen Pastor ingurua txangozalez beteta zegoen, bi autobusetan igotzen ari zirela, eta bertako giroa eguneko beste ordu batean geundela pentsa arazi egiten zigun. Kanpai-hotsekin Xibiri, Andy, Pello eta Xabierrek hasi ginen ibilbidea Lizuniagaruntz.

Gros auzo sartzeko zubia pasa bezain pronto ikusi eta harrapatu genuen taldeko aurreratuak, lehentsoago atera ziren Pirritx eta Porrotx. Pello eta Joserrak ezarritako erritmoan, Errenteriako kiosko parean gure taldeko sortzaileetako bat harrapatu genuen (Alejandro). Denoi ilusioa egin zigun bere izaera eta igande goizean borrokatzeko agertzen zuen gogoa.

Besterik gabe, Lizuniaga mendi-hegalera iritsi ginen Beratik pasa ondoren, hemendik aurreka bakoitza interesatzen zion erritmoan igo zen mendatera. Txirrindularitza kutsuko igoera izan zen, Donostia-Baiona-Donostia klasikan parte hartzen ari ziren batzuekin topo egin bait genuen, eta Lizuniagatik bueltan zetozen beste batzuekin ere, zigilua botata.

Eguneko sorpresa haundia zai geunen Linuniaga goian. A ze lagunak zeuden gure zai. Hau bai dela antolakuntza. Aupa Loiolatarra.... TXAPO!!! Ezta gure neska maiteak egiten digute horrelako tratamendua.
Primera salida a las 8:00 desde el Buen Pastor, y en contra de toda previsión meteorológica amanecimos con un sol cariñoso. El Buen Pastor estaba abarrotado de excursionistas, que embarcaban en dos autobuses, y por el bullicio reinante daba la sensación de que estábamos a otra hora. Al son de las campanadas Xibiri, Andy, Pello y Xabier arrancamos dirección Lizuniaga.

Nada mas cruzar el puente que da acceso a Gros avistamos y alcanzamos a la avanzadilla del club, la pareja Pin y Pon que habían salido adelantados. Al compás del ritmo impuesto por Pello y Joserra, a la altura del Kiosco de Rentería dimos alcance a uno de los veteranos fundadores del club (Alejandro). A todos nos hizo ilusión verle hecho un chavalín y con ganas de darnos batalla en la jornada dominguera.

    Sin más incidentes, pasando por Bera llegamos a las faldas de Lizuniaga, a partir de allí cada uno subió al ritmo que más le interesaba hasta la cima. Fue una subida con sabor txirrindulari porque coincidimos gente que participaba en la clásica Donostia-Baiona-Donostia y compañeros cicloturistas que bajaban después de realizar el sellado en la cima.

    La gran sorpresa estaba por venir y estaba en la cima de Lizuniaga. Menudos anfitriones nos esperaban. Eso si que es organización. Aupa Loiolatarra...TXAPO!! Ni nuestras queridas nos tratan así.


Sorpresa al llegar al sellado!!!




Nos ponemos enseguida manos a la obra ;-)


La bota de vino anima el ambiente!!


El C.C. Donostiarra se salta la dieta....


Volvemos al ataque, que la vuelta es larga....


Gurea también se une a la fiesta!


Zikuñaga es un gran pelotón, pero hemos traido para todos!!


Foto final con los anfitriones, Antton Apezetxea "Txobe" y Luis Otaduy... QUE GRANDES!!!!
Eskerrik asko benetan!
Janari gozoak gozatu eta gero eta elkarrizketak bukatzean, gogorik gabe hasten gara Saint Ignacie aldera etxerako buelta. Bati baino gehiago sagardoarekin, txorixoarekin... etabarekin gelditzea burutik pasa zitzaigun baina..... bizikleta bizikleta da.

Saint Ignacie ere sakabanatuta igo zen, hainbeste klasikalari aurreratu bait ziguten bakoitzak gehien gustatu zitzaion gurpila hartu zuela. Larrun geltokian geldiketa bat berriz elkartzeko eta Ascain bidean jartzen gara.

Klasikalari askok guri aurreratzen doaz bidean eta hauen artean Oscar zegoen, beti bezala alaitsu agurtzen. Fernando eta Joserra talde baten gurpila hartzen dute eta kilometro batzuen zehar gozatzen dute.

Urrugnerako igoeran (D-810) Pello eta Xabi talde hauetako baten haria hartzen dute beraien konpresoreak martxan jartzeko eta indarrak neurtzeko. Pello ahalguztiduna aurrean jartzen da eta igoeraren erritmoa markatzen du. Lehiaketaren kutsuak eramanda talde hau Jaizkibel aldera laguntzea erabakitzen dute eta frantses eran agurtzen dira.

Jaizkibel Karibear erritmoan igotzen da, klasikaren partaide ilara aurreratzen. Donostira iristen da bikotea talde hauetako baten gurpila jarraituz (Pelloren gurpila, hain zuzen).

Irteera ederra.
Después de degustar las delicias y charlar gustosamente, arrancamos perezosamente dirección Saint Ignacie. A mas de uno se nos pasó por la cabeza quedarnos allí con la sidrita, el chorizo... pero... la burra es la burra.

Saint Ignacie también se subió desmembrado porque con la cantidad de clasicómanos que nos adelantó cado uno cogió la rueda que más le gustó. En la estación de Larrun se hace paradita para reagruparnos y tomamos rumbo a Ascain.

Una cantidad de clasicómanos nos van adelantando por el camino y entre ellos estaba Oscar, que como siempre nos saluda simpáticamente. Fernando y Joserra se ponen a rebufo de un grupo y se deleitan unos kilómetros con ellos.

En la subida de Urrugne (D-810) Pello y Xabi toman la estela de uno de estos grupos para poner sus compresores en marcha y probar las fuerzas. El portentoso Pello se pone en la cabeza de la misma y marca el ritmo de la ascensión. Envueltos por la fiebre de la competición deciden acompañar al grupo dirección Jaizkibel y se despiden de sus compañeros a la francesa.

Se  sube Jaikibel a ritmo Caribeño adelantando al rosario de corredores de la clásica. Se llega a Donostia a rueda de uno de estos grupos (a rueda de Pello).

Bonita salida.