Goizueta


2013.eko Apirilak 21, igandea, goizeko 7 t'erdiak eta iratzargailua jo baino lehen ohetik salto egiten dut, zihur astean zehar izan balitz gehiago kostako zela...Arropa jantzi, bidoia bete, zapatillak egokitu, gurpilen presioa gainbegiratu, garajea ireki eta kalean ditugun 6 gradutako haizea arnasten dut, zeru garbi izugarri baten azpian.

8:30 tan katedraletik irteera, puntualtasuna eta ilusioa dira lehen orduko ezaugarri basikoak bai berrietan baita beteranoetan modu onez hasteko. Beste egun batez hogei txirrindularitik ez gara jaisten, eta Xibirik sokak askatzeko agindua ematen du eta Goizuetarantz abiatzen gara. Elkarrizketa eta lasaitasuna dira nagusi lehen kilometroetan, baten bat Hernanin batzen zaigu baina Jorge, taldeko baluartea faltan botatzen dugu. Arano-ko bihurgunera garamatzaten lehen maldak lehen ixilaldiak eta taldekideen arnasestuak eragiten dituzte. Urrutiko puntu gorri bat pixkanaka eskarmentuko txirrindulari batetan bihurtzen doa, Eneko, akabo bakea, aldiz, berak dioenez "laister izango dut berriz, zoazte gora..."

Jaitsi baino lehen, igoeraren azken metroetan "Il Dottore" Roa bere kutsua uzten du erritmo bizi batekin eta belar ebaki berri usain gozoa uzten du... zer izango da ba... Goizuetatik hurbil eta talde erritmoan, beste txirrindulari batek ezkerretik aurreratzen digu, eta egon ezinik Iñaki eta Ricardo, ehiza-egaztin moduan, ausarta jarraitu eta harrapatzen dute.

Sinadurak eta argazkia Goizuetan, eta Basakabirantz abiatzen gara.
Domingo 21 de Abril de 2013, siete y media de la mañana y antes de sonar el despertador salto de la cama, seguro que me costaría algo más si fuera entre semana… Me pongo la ropa, lleno botellín, ajusto zapatillas, reviso presión de las ruedas, abro el garaje y respiro los 6 grados que hacen y con un cielo raso espectacular.

Salida 8:30 desde la catedral, puntualidad e ilusión elementos básicos de primera hora tanto en neófitos como en veteranos para empezar con buen pie. Un día más que no bajamos de la veintena de compañeros, y Xibiri que da la orden de soltar amarras y poner rumbo a Goizueta. Charleta y tranquilidad durante los primeros kilómetros, algún tardío se nos une en Hernani y se echa de menos al baluarte Jorge. Las primeras rampas hacia el desvío de Arano hacen que se escuchen el primer silencio y soplidos del grupo. Un punto rojo en la lejanía se va convirtiendo en la figura de un ciclista curtido que ha tomado la delantera, Eneko, se le acaba la paz, aunque como bien dice él “pronto la volveré a tener, tirad para arriba…”

Antes de la bajada, en los últimos metros de la ascensión “Il dottore Roa” deja su señuelo con un pequeño apretón y un dulce olor a hierba fresca a su paso…qué será…Cerca de Goizueta y rodando, un jovenzuelo ajeno al grupo nos bufa por la izquierda, y sin poder reprimir la tentación Iñaki y Ricardo cuales aviones de caza marcan objetivo y fulminan al atrevido.

Firma y foto en Goizueta, y emprendemos camino a Basakabi.


Jorge elkartu zaigu, "ixilik, grabatzen" eta aukeraketa naturala hasten da, Gorka, Xabi, Iñaki eta Jorge aurrera doaz bidea aztertzera eta tapiz gorria jartzera, besteak atzetik goaz ahalegin bakoitza neurtuz eta atzetik datozenak zainduz, baita mendatea gainditzeko falta diren kilometroak markatzen dituzten mugarrietan begi bat izanda. Javi eta Oscar trotean gainditzen naute igoera erdian eta arrazoiak eta sensazioak alde batera utzita, "Donostiarra" elastiko bat pasatzen ikustean (Oscar-ena) hauen atzeko gurpilera heltzen naiz. Azkenean ezagutzen dut eta elkarrekin gainditzen dugu gailurra, Javi triatloi elitea eta lehen taldearen bila abiatuta zen. Beti bezala, luzaroan zai daudenak eta oraindik heldu gabe daudenak dira, baina talde honen balio polita eta ezberdina taldekidetasuna da, "GUZTIEI" itxaroten zaie.

Basakabitik ausartenak, emazteekin batez ere. Doneztebe-Lesaka eta bazter horietara zuzentzen dira, gutxi dakigu gero beraietaz, ausartak direla aparte... Besteak Leitza, Berastegi eta Tolosara goaz, geldiuneekin, azkarunekin eta Irurako zuzenean "Arraunlari" eguneko beste sorpresa den ezezagunaren zulaketarekin. Hurrengo sorpresa Alberto bikotearen hobespena da, kilometroen eraginez gogortzen doaz, a zein Basakabi igoera eta zein erritmoa, hau gozada, baino azken sorpresa bat genuen iristear, egun guztiko belar ebaki berri usainak dakarrena. Andoaingo tarteko helmuga berarentzat, bai, Xabirentzat, baina metro batzuk atzerako azken sorpresa aurkitu genuen. Arnasa falta zaigu? Hankak ez doaz? Ez, "Il Dottore" Roa falta zaigu, gehiegikeriak ordainduz, karranpa eta bizkar minarekin dator, badirudi, esamesak diotenez, lorategian kimu berdeetako larunbata izan omen du, horregatik egun osoko belar ebaki berri usaina... Bi ondorio atera ditzazkegu, lorategi eta bizikleta ez dira lagun, eta une hauetan somatzen da lehen mailako txirrindulari baten  handitasuna. Animo Iñaki!

Eguna bukatzeko eta Rekaldera heltzen, bai tanatorio parean, azken ahaleginak eginez buru makur eta azken indarrak gastatzen agertzen gara, eta alde batean bikote bat ikusten dut, jertse gorriz bata eta bizar serioz bestea... hara, aginte indarrak dira, Ertzaina.
Uuuuuufffff… ez, Eneko eta Xibiri dira, asmatu dugu, agintariak eta gehiago. Beste igande batez ikasbide ederra ematen didate bere emankortasunarekin ahaleginean eta taldekidetasunean, bide polita markatzen dute atzetik gatozen gazteei.

Etxera heltzen garen ordua ikusita, 13:30, bide luzea egin dugula ematen du eta lastima baten bati etxean txartel oria ikustea kostatuko zitzaiola... 
 
Se nos ha unido Jorge, “silencio, se rueda” empieza la selección natural Gorka, Xabi, Iñaki y Jorge se van en avanzadilla a reconocer la zona y poner alfombra roja, el resto les seguimos midiendo cada pedalada de esfuerzo y vigilando lo que viene por detrás sin quitarle ojo al pilón kilométrico que nos marca distancia a cumbre. Javi y Óscar me pasan a caballo en mitad de la subida y sin atender a razones ni a sensaciones, al ver pasar un maillot de la “Donostiarra” (el de Óscar), me engancho con los dientes a su rueda trasera. Por fin le reconozco y coronamos los dos juntos, Javi había ido en busca de la élite triatleta y primer grupo. Como siempre ocurre, están los que llevan un rato esperando y los que aún tardarán otro rato en llegar, pero lo bonito y diferente de este grupo es el compañerismo, y se espera a “TODOS”.

Desde el alto de Basakabi los más atrevidos, sobre todo con las mujeres, marchan hacia Santesteban-Lesaka y esos mundos de Dios, poco puedo saber de ellos salvo que son unos valientes… El resto bajamos hacia Leiza, Berastegui y Tolosa con paradas, acelerones y pinchazo en recta de Irura de una de las sorpresas de la jornada el desconocido “Remero”. Otra de las sorpresas es la mejora de los Albertos, los kilómetros les van endureciendo menuda ascensión a Basakabi y menudo ritmo, da gusto, pero la última de las sorpresas aún estaba por llegar aunque el olor a hierba de toda la jornada vaticinaba el desenlace. Meta volante de Andoain para él, sí, para él, Xabi, aunque metros atrás habíamos descubierto la última sorpresa del día… ¿Nos falta aire, nos faltan piernas algo falla? No, nos falta “Il dottore Roa” pagando excesos llega con calambres y espalda cargada, parece ser, se comenta, se chascarrea que tuvo un sábado de brotes verdes en el jardín, de ahí el olor a hierba de toda la jornada… Saquemos doble lectura; jardín y bicicleta difícil complemento, y la grandeza de un primera clase se ve en estos momentos. ¡Ánimo Iñaki!

Para terminar la jornada llegando a Recalde, sí en el tanatorio, aparecemos con los últimos esfuerzos cabeza gacha y piernas con últimos suspiros, y veo de reojo a una pareja en el arcén uno con jersey rojo y otro con barba seria… vaya, los agentes de la autoridad, Ertzaina. Uuuuuufffff… no, son Eneko y Xibiri, bueno si, la autoridad toda y más. Menuda lección me vuelven a dar un domingo más con su generosidad en el esfuerzo y compañerismo, buen camino marcado para los más jóvenes que venimos detrás.

Por la hora de llegada, 13:30 horas quizás podríamos haber hecho la tirada larga y la pena es que a alguno le habrá costado una tarjeta amarilla en casa…