Puertos de Borau, Aisa y Jasa



Autoz Castiello de Jaca herrira iritxi naiz, bertatik abiatuz ibilbide zirkular bat (hasera eta amaiera norberak nahi duen lekuan dituena, beraz) egiteko asmoz, nire haserako plana eguraldiak bertan behera utzi baitu.

    Jaca inguruan eguraldia ona da, baina ipar haizea fin (oso fin) dabil eta mendietan elur bustia ari duela nabari da. Lainoak Canfranc baino hego alderago dagoen Villanúa herrira ere iristen dira.

    Hotza noraino sartzen den ohartzeko, Gore Tex denbora guztia gainean jantzia eraman dudala esan besterik ez dago.

    Ez nuen ibilbide honen berririk sekula ere izango, Os Ormos landetxean Somport igotzearen aukera bezala aipatu izan ez balidate.

    Gauza da, iritxi naizela Somporterako bidean dagoen Aratorés herrira joateko bidegurutzeraino. Han Villa Juanita etxearen aurrean autoa utzi nahirik txirrina jo dut baimena eskatzeko.

    Baina ez du inork zabaldu aterik.

    Ibilbideko lehen zatian haizetik babestua ibili naiz, eta denbora guztia eguzkitan. Lehen kilometroetan, laburrak baina pikoak diren hiru malda txiki igo behar izan ditut.

    Castiellotik abiatuz, datorkidanaz abisatzeko edo, maldatzar batekin egin dut topo. Malda handia izatearen ondorioa: berehala, utzi dudan bailararen ikuspegi zoragarria izateko aukera.

    Azkar asko iritxi naiz beraz Aratorés herrira. Ondoren %16,5 malda labur bat igo behar izan dut.

     Honek, azkar batean, lehenengo gailurrera eraman nau: Borau gaina. Ez dut inoiz gailurrean egotearen berri izan (kartel edo honelakorik ez beza beraz inork espero).



Recorrido circular que puede iniciarse y acabarse en diferentes puntos, uno de ellos Jaca.

Día sin nubes, pero con un bajón de temperatura tremendo y con un marrón en el lado francés de cuidado. Esto hacía que “el puerto” o “la embarradura” entrasen a saco y el aguanieve (arriba en las cumbres, nieve) llegase a Villanúa, más abajo incluso de Canfranc. Esto iba acompañado, naturalmente, de un viento terrible. El GoreTex lo llevé todo el día porque el aire era frío de verdad.

Me llegué con el coche hasta Castiello de Jaca, subiendo así el Somport unos kilómetros para verificar que estaba el plan imposible y en el desvío de Aratorés hacia Aisa, justo enfrente de una casa que se llama Villa Juanita, aparqué. Llamé al dueño para pedirle permiso para dejar el coche en la puerta pero no contestó nadie.

Este recorrido circular no lo habría hecho nunca de no haberme informado de su existencia el propietario de la excelente casa de turismo rural Os Ormos, quien me lo indicó como alternativa al Somport. La verdad es que sol no me faltó y del viento estuve a salvo en este primer tramo en el cual se recorren tres pequeños, pero durillos, puertos.

Por lo tanto salí de Castiello de Jaca a Borau, donde un buen repechón te avisa de lo que viene. En pocos metros tienes ya una vista del valle maravillosa. Pasado Aratorés, pueblo al que se llega enseguida, viene un pequeño tramo donde el Ibike marcó un 16,5%, y se alcanza enseguida el primer puerto, el de Borau. Que nadie espere encontrar rótulos indicando el paso de los puertos.



Cuatro pedaladas y enseguida hay una vista espectacular del valle.



Bidegurutzea pasa eta pixka bat geroago, Aratores da aurkituko dugun lehen herria

Aratorés es el primer pueblo que encontraremos poco después de dejar el desvío



Gailurrean, espero ez nuen errotonda batekin egin dut topo.

Puerto de Borau. Pocos puertos tienen una rotonda en su cumbre



Diru faltarik ez zenean eginiko ekintzen isla seguruenik

Y es que de aquí sale una carreterita a un refugio. Y como pasen tres coches, mejor hacer una rotonda. ¡Los tiempos en que había dinero y lo que se llegó a hacer!





Errepidearen egoera ona da Boraura iritxi arte

Bajada hacia Borau. Buena carretera que se acaba pronto




Borau-ra sarrera

Entrada a Borau




Han ordea, Aisarako bidea hartzerakoan, zoruaren egoera asko kaskartzen da


Empieza el tramo hacia Aisa. La carretera ya es otra cosa




Borau-ko etxebizitzak eta eliza

Las casas y la iglesia de Borau





    Bide kaskar honetan joan behar izan dut Aisa gaina menperatu dudan arte. Gailurrean, kartel edo honelakorik ez. Koloreztatua dagoen borda edo babesleku bat besterik ez.
    Bidean aurkitu dudan auto bakarra, ardiak eramateko erabiltzen ari ziren 4x4 bat. Pasatzen uzteko gelditu behar izan dut, hain da estu eta txikia errepidea.



La carretera sigue siendo muy buena bajando hasta Borau. En ese punto empieza una estrecha carretera que nos llevará hasta el puerto de Aisa y en la bajada llegaremos enseguida a dicho pueblo. Todo lo que encontré en este tramo fue un 4X4 que remolcaba corderos. Pie a tierra para que pasasen (lo agradecieron) ya que no se cabe



Jeitsiera labur batek (azken metroetan apur bat igo behar bada ere) Aisa herriraino eraman nau.

Aisia-ko mendatea


Se sabe que se corona el puerto de Aisa porque hay como un refugio pintado de todos los colores posibles.

Puerto de Aisa


Aisatik zuzenean Jacara doan errepide bat bada, baina nik Jasa herri txikira doan errepidea aukeratu dut, bertara doala esaten duen kartel edo honelakorik ikusi ez badut ere.

Aisia ikusten dugu. Ezkerrean, Jaca-ra doan errepide ona ikusten da.


En Aisa (bonito pueblo) sale carretera directa para Jaca. Pero seguiremos hacia Jasa. Nada más llegar se remonta una corta subida que nos lleva al pueblo y nos acercamos ya al siguiente puerto.

Aisa a la vista. Se ve a la izquierda la buena carretera que va directa al centro de Jaca.


Aisa-ko eliza

Iglesia de Aisa


Bikefriendly eta ura, txirrindularia zaintzeko, Aisia-ren sarreran

Bikefriendly y agua, pensando en el ciclista, al entrar en Aisa




Argi dago: Aisira ezkerrera, Borau eskubira, bi aldiz. Bitxia ere bada, ikurrak Aisia-ren sarreran daudela, eta soberan daude, hurrengo herriaren berri eman beharko luke, baina ez da agertzen. Ez ote dira onak bi herri txiki hauen arteko harremanak?


Queda claro: Aisa a la izquierda, Borau a la derecha, por duplicado. Lo bueno es que las señales están en la entrada de Aisa y sobra la señal, y lo que tendría que indicar es la población siguiente, Jasa, y tal rótulo brilla por su ausencia. No se deben de llevar bien Aisa y Jasa


Erreka txiki bat gurutzatzerakoan, kirola egiteko hainbat azpiegitura ikusi dut, piszina eta guzti. Aisatik irten bezain pronto hasten da hirugarren malda. Hau da gaurko maldarik luzeena.

Gailurrean, ohitura jarraituz, agiririk ez. Azken mendeko 50. hamarkadan oso maiz eraikitzen zen bobeda itxurako estalkia duen babesleku bat soilik



Cruzamos un riachuelo donde hay un enorme espacio deportivo con piscina incluida y afrontamos el puerto más largo de los tres. En el collado del puerto de Jasa encontraremos un refugio forestal abovedado, típico de los años cincuenta.

Cruzando el riachuelo. Se veía bien cerca el marrón de la cresta fronteriza


Aisia atzean gelditzen da eta Jasa mendatea hasten da

Aisa queda atrás y se empieza el puerto de Jasa


Jasa mendatea, bere estalkiarekin.

Puerto de Jasa, con su refugio forestal