BEDAIO



Eguna, ezkerreko oinarekin abiatu dugu, abiatu bezain pronto Xabik zulatua izan baitu.

Tximista batean konpondu du eta Bedaiorako bidea hartu dugu.
San Martzial egunetik ikusten ez genuen Txiki azaldu da.
Ezuste atsegin bat, beraz.

Taldeko zulatuak, Txominek Bilbon bezperan izan zuenarekin hasi dira.
Eta nahikoa izan ez, eta Irurako zuzengunenan Javik beste zulatua (aurreko eta atzeko gurpiletan, alajaina) izan du. Zulatuak konpondu bitartean, Bedaion diren kideei gertatua jakin arazi diegu, gu azaldu aurretik tortila guztiak bana ez ditzaten.

Arazoak konpondu eta gero, Ugarteraino lasai doa taldea.
Bertako bide gurutzean ordea, tximista batean abiatzen da jendea. Eta ez dugu ahaztu behar azken hiru kilometroak ez direla ez, makalak.

Bedaion, Amado eta Fernando genituen zain. Prestatua zuten hamaiketakoa oharkabean desagertu arazi dugu.

Eta beste ezuste atsegin bat; ura batere gustoko ez duen Eneko ere, gaur azaldu baita.



Ya de salida comenzamos con el pie cambiado, pues Xabi pincha a los pocos metros de comenzar a rodar. Como es habitual en un santiamén, arreglado, y camino de Bedaio.

Sorpresa agradable, la presencia desde Bizkaia de Txiki (a quien no veíamos desde la salida de San marcial).

El mal fario ya había comenzado la víspera, con el pinchazo que tuvo Txomin en Bilbao, y como no podía ser de otra forma, en la recta de Irura, Javi picha, no solo una rueda sino las dos.  Mientras se arreglan los pinchazos, avisamos al avituallamiento de los percances, para que no se les ocurra repartir todas las tortillas antes de que lleguemos.

Reanudamos la marcha, y una vez pasado el cruce de Ugarte, el personal que venía agarrotado por la marcha tranquila que traíamos, se suelta la melena, y como tiros para Bedaio, cuyos 3 km. finales son muy exigentes.

Como no, en Bedaio nos esperaban Amado y Fernando, con un suculento avituallamiento, del que dimos buena cuenta.

Otra sorpresa agradable verle a Eneko, pues padeciendo de hidrofobia, y teniendo en cuenta las previsiones meteorológicas, se haya animado a pedalear hasta Bedaio.

Sacamos las fotos de rigor.














Argazkiak atera ondoren, taldea sakabanatu egin da.

Batzuk etxerako bidea hartu dute. Besteek Altzora ere igotzea erabaki dute. Eta indartsuenek Andazarrate barrena joaz, Igeldo igoaz etxeratzea erabaki dute.

Jeisterakoan ordea, Iñakik ere zulatua izan du. Konpondu eta Ugarteraino joan gara, han zain zeudenekin elkartzeko.

Loiolatarrako kide ugari azaldu da gaurkoan, eta goiz bikaina gozatu ahal izan dugu.

Hamaiketakoa prestatzen diguten kideetaz ahaztu gabe amaitu nahi dut. Etxerako bidea egiteko indarrak ematen dizkigute.

Mila esker Txobe, Fernando, Amado eta Luis.


Antes de reanudar la marcha, nos dividimos en diferentes grupos:
Unos vuelta para casa, otros alargar la salida (Andazarrate – Orio – Igeldo), y otros, por el atajo de Altzo.

Como no hay dos sin tres, bajando de Bedaio pincha Iñaki. Una vez subsanado el pinchazo nos reagrupamos en Ugarte donde esperaba el grueso del grupo.

Salida numerosa de la Loiolatarra, en la que hemos disfrutado de una mañana envidiable para andar en bicicleta.

No quiero terminar estas líneas, sin antes agradecer a nuestros avitualladores, que con las viandas que nos preparan, nos dan más que alas para volver a casa.

Gracias, Txobe, Luis, Fernando y Amado.