Altzibar - Sokoa

Al igual que el año pasado, toca hacer la etapa de Altzibar coincidiendo con el cambio horario (a las 02:00h se ha cambiado a las 03:00h), pero nadie se duerme, y volvemos a formar un numeroso pelotón, camino de la etapa del día. Hoy tenemos un día soleado, pero han anunciado posibles lluvias, habrá que ver como transcurre la mañana.

Comenzamos en el Buen Pastor, cruzamos Gros, y al llegar al alto de Miracruz recogemos a Oscar, que nos espera con otro compañero. Desde aquí bajamos a Pasaia, y salimso al bidegorri, mientras debatimos si ahora está prohibido pasar en bici por la carretera entre Herrera y Pasai Antxo.

De Pasaia vamos a Errenteria, y al llegar a Oiartzun, tenemos las primeras risas, ya que los que encabezan el pelotón siguen hacia Astigarragako bidea, en vez de coger el desvío a Ugaldetxo. No hay problema, cogemos el siguiente cruce, y solucionado.

Llegamos a Altzibar, firmamos, y montamos una mini-reunión para debatir la nueva vestimenta del Club, que finalmente posponemos a una reunión formal en el local social del Club. Tras esto, inmortalizamos el momento:



Luego, decidimos seguir hacia Sokoa, y rodamos juntos hacia Behobia. Este año no se queda nadie, el pelotón rueda compacto y a ritmo constante, lo que demuestra que todos estamos en forma. Antes de llegar a Irún nos encontramos a Gorka, que ha salido más tarde.

Llegamos a Sokoa, hacemos paradita, vitaminamos y nos ponemos en marcha rapidamente, ya que se empieza a nublar, y amenaza lluvia. Desde aquí rodamos a buen ritmo hasta Irún, donde ya llueve un poco. Llegamos en dos grupos, el primero, que lleva intención de subir Jaizkibel para rematar la faena, y el segundo, de vuelta para Donostia.

El grupo de Jaizkibel completa una rutina similar a la de la última subida, primer tramo a buen ritmo, incluso rápido, y segundo tramo regulando y controlando pulsaciones. Respecto al segundo grupo, se disgrega en la subida a Gaintxurizketa, ya que la bici de Fernando sufre un problema mecánico, e intentan solucionarlo entre algunos compañeros. Lo solucionan rápidamente, y hay reagrupamiento en la subida a Miracruz, para llegar todos juntos a Donostia, donde cada uno va volviendo para casa.