Aldaba

Hoy toca visitar un pequeño pueblo de Tolosaldea, famoso por su ermita y las vistas que desde ésta se tiene del Txindoki, ya que una de sus paredes es completamente de cristal. Salimos con las campanadas de las 9 (no los cuartos ;-)), y rodamos tranquilos hasta Andoain. En Sorabilla nos alcanza el grupo del C.C. Donostiarra, y rodamos con ellos hasta Alegia, donde comienza la ascensión a Aldaba. Nada más empezar los de delante ponen un ritmo bestial, y el grupo se descompone en numerosos grupitos, que vamos llegando a cima poco a poco.

Una vez nos reagrupamos los Loiolatarras, nos hacemos la foto de rigor en la ermita, con todos los permisos eclesiales:



Otra vez a las bicis, bajamos con cuidado, ya que la carretera está húmeda, y hay algo de barro que han sacado los camiones de las obras del TAV-HHT, y en Alegia nos volvemos a agrupar para volver por donde hemos venido.

Llegando a Andoain nos alcanza de nuevo un grupo del C.C. Donostiarra, y vamos con ellos hacia Lasarte, hasta que justo después de la curva del radar antes de Lasarte, vemos una ambulacia, y comprobamos que está atendiendo a un compañero del C.C. Donostiarra, que ha sufrido una caída. Después nos enteramos de que ha tenido una rotura de clavícula y alguna costilla. Desde aquí, el C.D. Loiolatarra K.E. le mandamos un fuerte abrazo y le deseamos una pronta recuperación.

Después del desconcierto por este tema, seguimos hacia Donostia, pero en Lasarte Alberto sufre un pinchazo. Con la colaboración de todos se arregla rápidamente, y llegamos a casa, algunos para descansar, y otros para participar en el fin de fiesta de la XII Semana de Micología y Gastronomía del Club.