la sociedad

en el corazón
Mancheta BIS tiff
 
-El Club Deportivo Loyolatarra tenía cierta fama en San Sebastián.
-Era muy famoso. ¡Menudas carrozas se hacían! José Lopetegui, que era de Txomin, las hacía muy bien. También recuerdo una vez que, por la noche, iluminaron varias gabarras y trajeron mucha gente de San Sebastián por el río a Loiola, para el baile. La Sociedad era muy popular, pero el barrio era de mucha categoría.
 
-También se celebraban por todo lo alto las Fiestas de San Ignacio.
-Los que hacíamos el aurresku, que eso no faltaba ni un solo año, luego íbamos a cenar, las chicas llevábamos el pollo y los chicos, la bebida. Se hacía en el arkupe. Recuerdo que arriba estaba la escuela y que en la casa del maestro había el único teléfono de Loiola. Era el teléfono para todo el barrio y la mujer del maestro daba muy bien los recados.
 
-¿Ir al baile era el mayor pasatiempo de la juventud por aquellos años?
-Sí. El baile de Txomin era muy concurrido. Me acuerdo también que solíamos ir a Hernani, que era un pueblo muy importante. Como no teníamos 15 céntimos para pagar el tranvía, íbamos andando, en alpargatas. Me acuerdo que en Kristobaldegi rezaban el angelus al caer la tarde y que nuestro padre nos obligaba a estar en casa antes de la oración. ¡Cuántas veces habremos venido corriendo desde Hernani para llegar antes del angelus!
No le sé responder si las monjas de Kristobaldegi aún rezan el angelus por la tarde. Sí le cuento que la sociedad cumple 75 años. "Eso está bien, que siga en mar
cha". No parece que le impresione la cifra. Cuando fundó el club, tenía 18 años.
loiola.tif color
pág. 49. orr.