La historia del Club Deportivo Loiolatarra está íntimamente ligada a la tradición deportiva que desde siempre ha tenido el barrio. Sin una cultura deportiva como la que ha existido y existe en Loiola sería imposible explicar la supervivencia de esta Sociedad durante 75 años. Buena prueba del espíritu deportivo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

loiolatarra es que tres hijos del barrio han formado parte del primer equipo de Gipuzkoa y han defendido con orgullo una camiseta querida como pocas: la blanquiazul de la Real Sociedad.

El primer loiolatarra que vistió la camiseta realista fue Ignacio Echarri. Fichó por la Real Sociedad en la temporada 1953-54 y ese mismo año fue cedido al Eibar. La temporada siguiente, la Real lo recuperó y ya no dejó de pertenecer a la primera plantilla hasta su retirada en la temporada 63-64. Entre medio, tuvo que vivir un amargo trago: el descenso a Segunda División en la campaña 61-62, cuando la Real contaba en sus filas con algunos jugadores extranjeros. Tras su último año en la Real, Ignacio Echarri fichó por el Lérida, de la Tercera División. Consiguió ascender a Segunda con el equipo catalán, del que llegó a ser capitán, al tiempo que era presidente de la Asociación de jugadores.

echarri, gorriti, arconada,
tres loiolatarras en la Real
FIES. PRIMA 8
Ignacio Echarri
Echarri en acción
" FIES. PRIMA10
pág. 22. orr.